«Honda todavía no me ha dicho nada sobre si Márquez llegará a los test»

Stefan Bradl no tendrá que viajar al Circuito de Sepang el próximo mes de febrero para participar en el shakedown de MotoGP programado del 14 al 21 de febrero. El anuncio reciente por parte de Dorna a IRTA sobre la cancelación del test de Malasia le ha evitado al piloto alemán tener que pasar 12 horas en un avión para llegar a Kuala Lumpur, donde le esperaba un aislamiento total hasta el 22 de febrero sin salir de la burbuja que Dorna había preparado entre el Circuito de Sepang y el hotel Sama-Sama ubicado en el mismo aeropuerto de la capital malasia.

El probador oficial de HRC ha recordado que él era uno de los pocos pilotos que tenían previsto rodar en Sepang del 14 al 16 de febrero, un shakedown en el que sólo participan los test-riders de las fábricas y los rookies de la categoría reina. 

«Soy uno de los pocos pilotos que debían participar en el shakedown de MotoGP para los equipos de pruebas», explica Bradl. «Tendría que haber llegado a Kuala Lumpur el 12 de febrero, y no podría haber vuelto hasta el 22 de febrero. Confiaba en que, de ser posible, el test se celebrara en esas mismas fechas en Jerez o Portimao«, cuenta el de Augsburg, que da por hecha su participación en los primeros test oficiales -ya sea en España o en Qatar en el mes de marzo- cubriendo la baja de Marc Márquez: «Supongo que también participaré en el test oficial como suplente de Marc en el equipo Repsol».

Antes de estos test oficiales, Bradl participará la próxima semana en unos entrenamientos privados organizados por Ducati en el Circuito de Jerez en los que participarán varios equipos del WSBK. El alemán, que pilotará la RC213V, afirma que incluso viajar a España estos días es difícil: «También tengo que presentar una prueba PCR antes de la salida que no debe ser superior a las 72 horas previas a mi llegada. Mi médico cierra el viernes por la tarde, así que no podré hacerme el test allí. Y como salgo de Munich el lunes a la hora de comer, tengo que encontrar otro sitio para hacerme la prueba el viernes por la tarde. Pero habría sido más lento el vuelo a Malasia, porque allí me tendría que haber hecho otra prueba al llegar».

Aunque HRC tiene guardado todo el material que necesitará Bradl para su test de Jerez en sus instalaciones de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), el alemán no sabe qué pasará con todo el equipo que ya ha salido por barco en dirección a Malasia: «La estructura de pruebas de HRC y el Repsol Honda tienen su sede en Barcelona. Además de los camiones tienen todos los boxes, las cajas de herramientas, etc. Pero el material está de camino a Malasia, y las motos han salido desde Japón camino a Sepang«, explica el alemán, con dudas sobre qué pasará con ese material si Dorna e IRTA deciden cambiar el escenario del test de Sepang a Jerez o Portimao.