Muertes por inundaciones en ciudad al centro de China asciende a 12 la cifra

Las autoridades emitieron el nivel de advertencia más alto para la provincia de Henan

Al menos 12 personas murieron en la inundación del metro de Zhengzhou, en el centro de China, anunciaron las autoridades tras la difusión de imágenes de pasajeros con el agua hasta el cuello en un vagón.

La ciudad «registró una serie de tormentas raras y violentas, provocando una acumulación de agua en el metro de Zhengzhou», explicaron las autoridades de la ciudad en un mensaje en la red social Weibo, en el que señalan que 12 personas murieron y cinco resultaron heridas.

Las autoridades han emitido el nivel de advertencia más alto para la provincia de Henan, ya que inundaciones récord azotan la provincia.

Las inundaciones estacionales son comunes en China , pero los científicos dicen que el cambio climático está trayendo patrones climáticos cada vez más extremos.

Imágenes vertidas en las redes sociales chinas que muestran rescates dramáticos de peatones en Zhengzhou de los torrentes que brotan por las calles.

El ejército chino advirtió que una presa dañada en el centro del país «podría colapsar en cualquier momento» luego de ser severamente dañada por tormentas torrenciales que mataron al menos a tres personas y paralizaron la región.

El martes por la noche, la unidad regional del Ejército Popular de Liberación advirtió que el incesante aguacero había provocado una brecha de 20 metros en la presa de Yihetan en Luoyang, una ciudad de alrededor de siete millones de habitantes, con el riesgo de que «colapse en cualquier momento».

El Comando del Teatro Central del EPL dijo que había enviado soldados para llevar a cabo una respuesta de emergencia que incluía explosiones y desvío de inundaciones.

«El 20 de julio, se produjo una brecha de 20 metros en la presa de Yihetan … la orilla del río resultó gravemente dañada y la presa puede colapsar en cualquier momento», dijo en el comunicado.

Las inundaciones anuales durante la temporada de lluvias de China causan caos y arrasan carreteras, cultivos y casas.

Pero la amenaza ha empeorado a lo largo de las décadas, debido en parte a la construcción generalizada de presas y diques que han cortado las conexiones entre el río y los lagos adyacentes y han alterado las llanuras aluviales que habían ayudado a absorber el oleaje del verano. AFP